Historia y Personajes

Insurrección del 7 de abril de 1928

Movimiento insurreccional de carácter cívico-militar, liderado por Rafael Alvarado Franco, en contra de la dictadura de Juan Vicente Gómez. Su principal protagonista Alvarado Franco era un instructor de artillería, nacido en 1898 en Nirgua (Edo. Yaracuy), quien había realizado cursos de especialización y mejoramiento en Perú. La insurrección estalló al amanecer del 7 de abril de 1928 en el cuartel de Miraflores (por eso se le conoce también como Sublevación del Cuartel de Miraflores), sede teórica del Poder Ejecutivo, pues el presidente de la República para ese entonces, general Juan Vicente Gómez, había fijado su residencia en Maracay (Edo. Aragua) desde donde conducía al país. Dirigida por el propio capitán Rafael Alvarado contó con la cooperación de los subtenientes Rafael Antonio Barrios, Agustín Fernández, Leonardo Leefmans y Faustino Valero; los cadetes de la Escuela Militar, Elezar López Wolkmar (hijo del general Eleazar López Contreras; entonces jefe de la guarnición de Caracas), Antonio J. Ovalles Olavaria, Benjamín Delgado Leefmans y Armando J. Chávez; algunos sargentos; los estudiantes universitarios Jesús Miralles, Fidel Rotondaro, Germán Tortosa, Francisco Rivas Lázaro, Antonio Arráiz, Juan José Palacios, Luis Manuel García, Gustavo Tejera y César Camejo; el dentista Rafael Franco; hijo; Francisco Betancourt Sosa; el capitán chileno Pedro Dubournais; los trabajadores Aurelio Esparragosa y Julio Naranjo, varios miembros de la Federación de Estudiantes Venezolanos y obreros de la fábrica de vidrio de Maiquetía.

Aunque los alzados lograron controlar el cuartel de Miraflores, cuando se dirigieron al Cuartel San Carlos para hacer lo mismo, se encontraron con que los allí comprometidos habían sido dominados por el propio general López Contreras. A pesar que el movimiento fue sofocado con facilidad por el gobierno de Gómez, el mismo demostró la existencia de tendencias contrarias al gomecismo, pero que no provenían del viejo caudillismo del siglo XIX. Años después el capitán Alvarado declararía sobre la sublevación: «...después de la fiesta de los estudiantes comprendí que el estado de ánimo del pueblo de Venezuela, en un momento dado, era posible que acompañara a un individuo de ideas nuevas (sin ser socialista) hasta la realización de un plan preconcebido...». En definitiva, todos los involucrados en la sublevación fueron detenidos y juzgados bajo condiciones de tortura y sevicia. El capitán Alvarado murió en la prisión del castillo de Puerto Cabello, el 12 de diciembre de 1933 y la mayoría de sus compañeros permanecieron en la cárcel hasta la muerte del general Gómez en diciembre de 1935. A manera de anécdota, tenemos que el expediente contentivo del juicio estuvo desaparecido hasta que, en 1977, fue localizado por Alexis Gallegos, hijo del novelista Rómulo Gallegos, quien lo entregó al historiador Rafael Ramón Castellanos que lo publicó, el año siguiente con notas y comentarios.

Buscar biografías

Nombre a buscar:

|



Espacio Publicitario

 


Fin Espacio Publicitario

Espacio Publicitario



McAfee Los sitios Secure le ayudan a prevenir robos de identidad, fraudes a través de tarjetas de crédito, software espía, correo no deseado, virus y otras estafas en línea

Condiciones de uso
© venezuelatuya.com S.A. 1997-2017. Todos los derechos reservados. RIF J-30713331-7
Powered by Globalwebtek.com