Consejos para viajar embarazada

Estar embarazada no es motivo para dejar de viajar, siempre y cuando estés pendiente de ciertas cosas. Viajar es una experiencia maravillosa y únicamente deberíamos renunciar a ello si nuestro médico lo aconseja así por algún motivo. Busca un destino en el que te sientas cómoda y seguro que lo disfrutarás.




Consúltale a tu médico antes de viajar

Siempre consúltalo con tu ginecólogo. Solicita el certificado de permiso para viajar, porque algunas aerolíneas lo pueden requerir y no quieres llevarte sorpresas en el aeropuerto. Ten a mano la tarjeta de control de embarazo. También es recomendable contratar un seguro de viaje, si no lo tienes.

Es mejor si vas acompañada

Un acompañante puede ayudarte con el equipaje además de ayudarte en caso que te sientas mal o necesites algo. Puede complacer cualquier antojo. Si no es posible que te acompañen aprovecha los servicios de asistencia que tienen las aerolíneas.

Igualmente si viaja solo debes ponerte en contacto con la aerolínea, dependiendo de la edad te exigirán que contrates un servicio de acompañante, el cual será cancelado, en el momento de hacer el chequeo. Este servicio tiene ciertas normas y restricciones.

Reserva asientos preferentes

Reservar un asiento en la primera fila te permitirá disponer de más espacio por lo tanto estarás más cómoda y podrás estirar las piernas.

Escoge tu puesto en el pasillo del avión

Es normal que las mujeres embarazadas vayan al baño a cada rato, la barriga, ejerce presión sobre tu vejiga hace que necesites ir al baño con frecuencia, sobre todo si pasas sentada mucho tiempo. Además debes levantarte varias veces para caminar o por lo menos debes estirar las piernas y hacer flexiones en tu asiento cada 30 minutos.

Utiliza el cinturón de seguridad

Aunque la luz del cinturón esté apagada, mantén tu cinturón abrochado siempre que estés sentada. Recuerda que una caída o impacto fuerte es muy peligrosa para una mujer en periodo de gestación, y en un avión no puedes predecir movimientos o turbulencias súbitas.

El cinturón debe quedar por debajo de tu panza, al nivel de las caderas o la pelvis. La intención es que cualquier presión sea sobre los huesos directamente, no sobre tu vientre.




Vístete cómoda

Pasarás varias horas entre aeropuertos y aviones, así que vístete cómoda y la mejor opción es hacerlo en capas, así si sientes frío o calor podrás quitarte el sweater o ponértelo. Evita las prendas ajustadas y no olvides unos zapatos muy cómodos pues tus pies pueden hincharse. Evita la ropa con objetos metálicos, así será más fácil a la hora de pasar por la revisión de seguridad.

Come y bebe suficiente

Durante el embarazo, comer bien y de forma regular adquiere doble importancia. Como al viajar es muy fácil que el ritmo de comidas se altere, es bueno llevar una bolsa de mano con algunos tentempiés, como nueces, avellanas, frutas secas y galletas saladas con queso bajo en grasa. Es una buena idea llevar agua embotellada y beberla regularmente, especialmente en vuelos largos. Es absolutamente vital evitar la deshidratación, que puede ser un problema cuando se viaja en la seca cabina de un avión. Evita tomar gaseosas o alimentos que puedan producir gas. Además, las comidas ligeras y frecuentes también reducen las probabilidades de padecer acidez.

Revisiones de seguridad

Al pasar por los puntos de seguridad puedes solicitar una inspección con el detector manual. Aunque no se conocen riesgos por irradiación de las máquinas de seguridad, tienes el derecho de pedir este trato especial.

El mejor momento para viajar

No hay una regla básica para saber cuál es el momento propicio para realizar tu viaje, realmente es tu cuerpo y tú sabrás. Las recomendaciones indican que el segundo trimestre del período de gestación, es el más adecuado, dado que ya pasaron los malestares iniciales del embarazo y aún el peso y la movilidad son manejables. Hay aerolíneas que impiden viajar a mujeres embarazadas a partir de cierta semana de embarazo (normalmente a partir del 7º mes). Es mejor informarse antes de comprar los billetes, ya que tal vez necesites algún tipo de informe o permiso médico que acredite el buen estado de salud de tu embarazo.




Disfruta el momento

Puedes pasar un buen momento, aun estando embarazada siempre y cuando no te excedas en comidas, bebidas y/o actividades físicas. Tomate tu tiempo y espacio. Aprovecha y consiéntete y si vas en pareja deja que te consientan. Haz ciertas pausas para descansar, evita los saunas y simplemente cuídate tú y a tu bebé.


Deseas contribuir con la información de esta página, por favor contáctanos..



Espacio Publicitario



Fin Espacio Publicitario

Espacio Publicitario



McAfee Los sitios Secure le ayudan a prevenir robos de identidad, fraudes a través de tarjetas de crédito, software espía, correo no deseado, virus y otras estafas en línea

Condiciones de uso
© venezuelatuya.com S.A. 1997-2017. Todos los derechos reservados. RIF J-30713331-7
Powered by Globalwebtek.com