Biografías
Hasta la Independencia

Vicente Basadre

Nace en España en 1750
Muere en La Coruña (España) en 1828

Basadre fue el último intendente de Venezuela, tras ser depuesto por el movimiento del 19 de abril de 1810. Antes de llegar a Venezuela, comisionado por Carlos III, estuvo en 1786 en México para poner en marcha un plan de intercambio de pieles californianas por azogue chino. Luego de esto viajó a California, Filipinas y China, donde realizó algunas de estas mismas operaciones. En 1795 fue nombrado secretario del recién creado Consulado de Veracruz (México), cargo que desempeñó hasta 1802, cuando pasó a ser tesorero de la misma institución. En 1807 regresó a España, sorprendiéndole en Madrid los acontecimientos de mayo de 1808. Bajo estas circunstancias se ofreció entonces al ministro de Hacienda Miguel José de Azanza, quien aceptó sus servicios y decidió comisionarle a México con el encargo de poner en marcha las pesquerías de perlas en la costa californiana; esto ocultaba la verdadera misión que se le encomendó: lograr que México reconociera a José I Bonaparte como rey de España. Sin embargo, esta empresa fracasó cuando fue descubierto en Ecija, donde estuvo a punto de ser linchado, cuando se le encontró un pasaporte de Murat. conducido a presencia de la Junta de Sevilla abjuró de su colaboración con el gobierno francés y se puso a la disposición de la misma, que le nombró entonces secretario de Comercio y Negocios de Indias, puesto que desempeñó luego para la Junta Central Suprema hasta el 7 de enero de 1809, cuando se le nombró intendente de Venezuela.

A Venezuela viajó en compañía de Vicente de Emparan, quien había sido nombrado capitán general de esa provincia y con quien mantuvo siempre una gran amistad y colaboración. De su actuación como intendente cabe destacar el envío a España de un donativo apreciable, destinado a colaborar con los gastos de la Guerra de Independencia peninsular, así como de unas considerables partidas procedentes de la caja de consolidación y de la renta del tabaco; trató de estimular la producción agrícola; pidió exención de derechos para la exportación de añil y azúcar, libre importación de máquinas, herramientas y utensilios de aplicación agrícola y finalmente, la introducción de mano de obra esclava. En materia militar destinó sumas considerables a la compra de uniformes, armas y municiones, que no llegaron nunca a Venezuela. Los 110. 000 pesos invertidos en este renglón pasaron a manos de la Regencia española, por intervención del propio Basadre, quien pudo avisar a tiempo al comisionado. El 19 de abril de 1810 fue llevado ante el Cabildo de Caracas, donde renunció a su cargo; fue apresado y se negó a colaborar con los patriotas, por lo que fue mandado a La Guaira y embarcado el 1 de mayo en la corbeta Fortuna, con destino a Cádiz.

Tras una breve escala en Puerto Rico arribó a España, siendo el primer funcionario depuesto por la revolución americana. Durante su travesía y a bordo del Fortuna, escribió su Memorial sobre el 19 de abril de 1810, la cual es considerada como una de las fuentes fundamentales para la comprensión del proceso emancipador americano y venezolano. En 1814 fue nombrado intendente de Guadalajara y viajó a México; no pudo posesionarse del cargo por corresponder su ejercicio al comandante de la plaza; se supo entonces la noticia de su ofrecimiento de colaboración con el Gobierno francés, pues los archivos de Madrid cayeron en manos españolas cuando los franceses evacuaron la plaza; se le ordenó regresar de inmediato a España y se le abrió un expediente por afrancesamiento. Tras larga prisión en Cádiz, fue hallado culpable; por lo que su sueldo fue restringido a una dotación mínima y se le prohibió residir en la Corte o en alguna plaza fronteriza o puerto. Se trasladó entonces a Utrera donde escribió varios memoriales sobre problemas económicos de América y más tarde logró que se le autorizara trasladarse a La Coruña. Al triunfar la revolución de Rafael del Riego y durante el trienio liberal (1820-1823) envió varios memoriales a las Cortes, en los que atacaba duramente al régimen anterior; lo que originó que con la restauración absolutista se le abriera un nuevo expediente (1824) por constitucionalista. Encontrado nuevamente culpable, pasó sus últimos años elevando instancias al gobierno para que se revisara su causa, pues consideraba que se le había condenado injustamente. Muchos de los memoriales que escribió han permanecido inéditos.

Buscar biografías

Nombre a buscar:

|

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario



McAfee Los sitios Secure le ayudan a prevenir robos de identidad, fraudes a través de tarjetas de crédito, software espía, correo no deseado, virus y otras estafas en línea

Condiciones de uso
© venezuelatuya.com S.A. 1997-2017. Todos los derechos reservados. RIF J-30713331-7
Powered by Globalwebtek.com