Biografías
Después de la Independencia

Rafael Acevedo Acal

Nace en Caracas en octubre de 1806
Muere en Caracas el 30.9.1864

Político y periodista venezolano de mediados del siglo XIX. Fueron sus padres el abogado José Feliciano Acevedo y Antonia Acal. Cursó estudios superiores en la Universidad Central, en donde obtuvo el grado de bachiller en artes y filosofía en 1822, así como el título de maestro en filosofía en 1824, pasando a regentar la cátedra de Matemática de dicha Universidad entre 1826 y 1841. En mayo de 1825 se casó en la catedral de Caracas con Dolores Fuenmayor. Después de consumada la separación de la Gran Colombia, se incorporó a la vida pública nacional, desempeñándose a partir de 1830 como secretario del Congreso Constituyente de Valencia y tocándole como tal firmar la nueva Constitución de la República. Durante las administraciones de José Antonio Páez (1830-1834 y 1839-1843) y José Tadeo Monagas (1847-1853) ocupó diversos e importantes cargos públicos: secretario de la Cámara de Representantes desde 1835 hasta 1842; diputado provincial, oficial mayor de la Secretaría de Interior y Justicia; secretario interino del Interior y Justicia; agente fiscal ante el Gobierno de Estados Unidos. En 1849 fue nombrado consejero de Estado, cargo desde el cual le tocó colaborar decididamente con diversas empresas que se constituyeron en el país con el fin de contribuir al desarrollo del mismo.

En 1841 fundó el Colegio Nacional de Cumaná. Fue redactor de varios periódicos: La Gaceta de Venezuela (Caracas, 1842), órgano oficial del gobierno; El Amigo del Pueblo (Caracas, 1846), periódico eleccionario que apoyaba la candidatura de José Tadeo Monagas; El Contendor de El Revisor (Caracas, 1849); La Democracia (Caracas, 1852-1853). Igualmente colaboró junto con J. Rivero en la redacción de El Conciso (Caracas, 1832-1838), órgano de prensa que publicó las actas del Congreso; y con Domingo Briceño y Briceño, en la redacción de La Unión (Caracas, 1841-1848). Fue rector del Colegio Nacional de Carabobo (1855-1856). En 1857, se dirigió a Barinas en busca de apoyo para la revolución que preparaba José Antonio Páez desde Nueva York, pero fue hecho prisionero por el gobernador de aquella localidad, Jesús María Aristiguieta. Fundamentado en sus vivencias políticas, Rafael Acevedo publicó un libro titulado Apuntes para la historia de la conspiración de Páez contra las instituciones de su patria, el cual es una excelente fuente de primera mano para el estudio del siglo XIX venezolano. En 1910, el Congreso de la República acordó el traslado de sus restos al Panteón Nacional, resolución que no se ha cumplido hasta el presente.

Buscar biografías

Nombre a buscar:

|

Espacio Publicitario

 
Espacio Publicitario



McAfee Los sitios Secure le ayudan a prevenir robos de identidad, fraudes a través de tarjetas de crédito, software espía, correo no deseado, virus y otras estafas en línea

Condiciones de uso
© venezuelatuya.com S.A. 1997-2017. Todos los derechos reservados. RIF J-30713331-7
Powered by Globalwebtek.com